Hamburguesa de pollo al curry

Hamburguesa de pollo al curry

El otro día, como había fútbol, en concreto, la final de la Champions, pues hice unas hamburguesas para cenar, mejor dicho, dos hamburguesas “gigantes”, ya que ningunos de los dos pudimos acabarnos la hamburguesa y nos quedó para comer al día siguiente. El pan, bollas gallegas, o por lo menos así les llaman en la panadería de al lado de casa. Se pueden hacer más pequeñas, pero no son tan espectaculares. Las hamburguesas, de pollo al curry, ¡ toma cocina fusión !. Y ya que estamos en plan alternativo, en vez de lechuga, pondremos endibias (no envidias).

Ingredientes (para 2 hamburguesas gigantes o 4 normales):

Ingredientes

Ingredientes

  • 600 gr de pechuga de pollo
  • 1 huevo
  • 2 cebollas tiernas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • Curry
  • Pimienta
  • Perejil
  • 1 endibia
  • 1 tomate
  • Queso
  • Pan

Preparación:

  • Pochamos los aros de cebolla

    Pochamos los aros de cebolla

  • Pochamos la cebolla y el ajo picados

    Pochamos la cebolla y el ajo picados

  • Salpimentamos y añadimos el curry

    Picamos el pollo con el perejil salpimentamos y añadimos el curry

  • Añadimos el huevo

    Añadimos el huevo

  • Damos forma a la hamburguesa

    Damos forma a la hamburguesa

  • Pasamos por la plancha

    Pasamos por la plancha

  • ... ponemos la hamburguesa ...

    Ponemos la hamburguesa sobre las endibias

  • El queso, el tomate y los aros de cebolla

    El queso, el tomate y los aros de cebolla

  1. Cortamos la cebolla en aros y pochamos en aceite con un poco de sal, cuando esté pochada, reservamos, es para el acompañamiento.
  2. Picamos la cebolla y los ajos, y en la misma sartén pochamos y reservamos.
  3. Picamos las pechugas con el perejil.
  4. Una vez tenemos la carne picada, le añadimos la cebolla y los ajos que hemos pochado bien escurridos de aceite. Mezclamos.
  5. Añadimos a la mezcla un poco de sal y el curry (al gusto). Seguimos mezclando.
  6. Añadimos un huevo, muy importante, sin batir, y mezclamos con la masa que ya tenemos hasta que quede homogénea.
  7. Si queremos hacer hamburguesas gigantes, dividimos la masa en dos, si las queremos normales, en cuatro.
  8. Aplastamos la masa, dándole forma y la hacemos a la plancha.
  9. Una vez hecha la hamburguesa, partimos el pan por la mitad.
  10. Hacemos una cama con la endibia en juliana, colocamos la hamburguesa caliente, luego el queso, el tomate en rodajas y finalmente, los aros de cebolla que habíamos pochado. Es importante el orden, ya que el queso fundido sujetará el tomate.
  11. Cerramos la hamburguesa y…, ¡a ver el fútbol!

Notas:

A mi me da que añadiendo el curry a la cebollita y el ajo pochados se repartirá mejor el sabor, lo probaré la próxima vez y ya os cuento. Si en vez de pechuga queréis poner muslos u otra parte del pollo (pocas quedan) perfecto.

Jarrete de ternasco estofado

Jarrete de ternasco estofado

El ternasco, como he comentado en alguna otra ocasión, es un cordero, criado desde su nacimiento con leche materna y cereales naturales. Para que sea considerado como tal su sacrificio debe ser con una edad inferior a 90 días y su peso en canal debe estar entre los ocho y doce kilos y medio. Su producción y la trazabilidad está controlada por el Consejo Regulador y fue la primera carne fresca aceptada como Denominación Específica y en la actualidad es reconocido por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida (IGP).

Retomar el ternasco, tiene también como objetivo el participar en el HEMC #33 – Piensa globalmente, come localmente , del que es anfitriona en esta ocasión Ajonjoli de La Flor de Calabacín. En este evento se propone participar con recetas de productos de nuestra tierra, cercanos a nosotros.

No es por hacer publicidad gratuita, pero el ternasco no tiene nada que ver con corderos como los de Nueva Zelanda o similares que las grandes superficies están empeñadas en vendernos (al igual que verduras) y que no hacen otra cosa que los ganaderos y productores de la zona cada vez sean menos y estén más desanimados. Reivindico pues desde aquí los productos autóctonos.

Bueno, ahora vamos a hablar un poco de los ingredientes “auctóctonos”, el ternasco, como ya hemos comentado es cordero de Aragón, el jarrete es parte de la pierna, concretamente la pantorrilla o corvejón, creo que la pantorrilla es más para los humanos ¡ je !. Del resto de ingredientes empleados: zanahoria, ajos, patata y cebolla, las tres últimas tenemos la suerte de que las produce mi suegro en su propio huerto, en la zona de la huerta de Salas, muy cerquita de Huesca. El aceite, también es de casa, que el hombre es muy apañado y tiene olivos y todo. El romero lo tiene en el jardín, así que podríamos decir que casi todo es de por aquí.

Respecto a la receta, no sé si denominarlo estofado sería lo correcto, ya que el jarrete se hace en dos fases, primero en aceite y después prácticamente con el vapor de cocción de las verduras en la olla, momento en el que toma los aromas, es tan tierno que no precisa de una cocción severa como otras carnes que típicamente se estofan. Que les guste y que lo disfruten.

Ingredientes:

Ingredientes

Ingredientes

  • 1 jarrete por persona
  • Zanahoria
  • Cebolla
  • Patatas
  • Ajos
  • Harina
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite

Preparación:

  • Salpimentamos el jarrete

    Salpimentamos el jarrete

  • Enharinamos y doramos

    Enharinamos y doramos

  • Cortamos las verduras

    Cortamos las verduras

  • Pochamos las verduras

    Pochamos las verduras

  • Cubrimos con agua

    Cubrimos con agua

  • Añadimos el jarrete

    Añadimos el jarrete

  1. Salpimentamos el/los jarretes.
  2. Enharinamos la carne y la doramos en el aceite, acompañada de unos ajos.
  3. Una vez dorada, retiramos la carne y los ajos.
  4. Troceamos la verdura, en dados grandes.
  5. Pochamos la verdura en aceite, con sal al gusto.
  6. Una vez pochada la verdura, cubrimos con agua, si tenemos caldo de verduras o hecho con huesos de cordero, mejor.
  7. Colocamos el jarrete en la olla, el romero y tapamos. En olla rápida 8 minutos y apagar el fuego. En olla normal unos 20-25 minutos.
  8. Servimos y ¡a comer!.

Notas:

Al dorar la carne con harina crearemos una capa que evitara que pierda su jugo.

Si la carne se hace con el vapor, más que cubierta en el caldo, tendrá otra textura, quedará tersa a la vez que tierna.

Tortellini con salsa de nueces

Tortellini con salsa de nueces

Los tortellini son un tipo de pasta rellena con forma de anillo. Normalmente suelen ir rellenos de carne, aunque pueden ir rellenos de queso, espinacas, calabaza,… Los tortilloni son más grandes, mi ignorancia hace que no sepa distinguir si estos son tortellini o tortelloni, yo por tortellini los he comprado.

A lo que íbamos, en este caso, están rellenos de espinacas y queso, así que he pensado, que como al queso le van bien las nueces, se podían acompañar de una salsa de nueces. Voy a centrar la receta en la salsa, que cocer pasta no tiene ningún misterio, y en este caso, la salsa tampoco tiene mayor complicación, así que como dice aquel, “fácil, fácil, rico, rico”.

Ingredientes (para dos personas, incluso tres):

Ingredientes

Ingredientes

  • 250 gr de tortellini rellenos de queso y espinacas
  • 100 ml de nata para cocinar
  • 100 ml de leche
  • 4 cebollas tiernas
  • 50 gr de nueces
  • 25 gr de pistachos
  • Aceite
  • Pimienta

Preparación:

  • Pochamos al cebolla

    Pochamos al cebolla con un poco de sal y aceite

  • Añadimos las nueces

    Añadimos las nueces picadas

  • Añadimos la nata, la leche y la pimienta

    Añadimos la nata, la leche y la pimienta

  • Pasamos la mezcla por la batidora

    Pasamos la mezcla por la batidora

  1. Cortamos la cebolla y la pochamos en aceite, a fuego suave con una pizca de sal, hasta que quede transparente.
  2. Reservamos unas nueces enteras para adornar, troceamos el resto de las nueces y añadimos a la cebolla pochada, seguimos cocinando durante 2-3 minutos más.
  3. Añadimos la nata con la leche. Damos un toque de pimienta. Dejamos que se cocine durante 5 minutos a fuego lento sin dejar de remover.
  4. Una vez cocinada la salsa la pasamos por la batidora. Reservamos.
  5. Cocemos los tortellini según indicaciones, en nuestro caso eran frescos, así que 5 minutos.
  6. En el centro del plato colocamos los tortellini, salseamos al gusto y colocamos unas nueces y pistachos como decoración.

Notas:

Añadir la cebolla tierna y la leche a la salsa suaviza el efecto “nata” que puede hacerla un poco pesada si no tenemos cuidado.

Si se quiere puede añadirse queso, pero ya se sabe “pan con pan…”

Los tortellini pueden ser de carne pero me da a mí que no quedará igual.

Sopa de chocolate blanco

Sopa de chocolate blanco

Esta es una receta por la que siempre había sentido una especial curiosidad, sobre todo porque me encanta el chocolate blanco. Siempre que la había probado, para mi gusto, tenía un sabor ácido que mataba un poco al del chocolate, así que probando y haciendo unos cambios sobre las distintas que he visto por internet, he aquí el resultado. La acompaño de unos barquillos rellenos de chocolate, aunque igualmente podría servirse con unos crujientes de chocolate. Por cierto gracias a mi primo por pasarme la receta, aunque la he cambiado un poco.

Ingredientes:

Ingredientes

Ingredientes

  • 125 ml de leche
  • 250 ml de nata para cocinar
  • 125 gr de yogurt natural cremoso
  • 500 gr de chocolate blanco
  • 1 rama de vainilla
  • Virutas de chocolate negro
  • Barquillos

Preparación:

  • Calentamos la nata y la leche con la vainilla

    Calentamos la nata y la leche con la vainilla

  • Fundimos el chocolate blanco

    Fundimos el chocolate blanco

  • Una vez frío, añadimos el yogurt y batimos

    Una vez frío, añadimos el yogurt y batimos

  • Espolvoreamos con virutas de chocolate negro

    Espolvoreamos con virutas de chocolate negro

  1. En una cazuela mezclamos la leche con la nata y ponemos a calentar a fuego suave con la vainilla hasta casi llegar al punto de ebullición.
  2. Cuando la leche esta caliente, añadimos el chocolate, lo fundimos y mezclamos bien.
  3. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
  4. Cuando esté a temperatura ambiente, quitamos la vainilla, añadimos el yogurt y batimos la mezcla.
  5. Dejamos enfriar en el frigorífico durante 3-4 horas como mínimo.
  6. Servimos fría, acompañada de unas virutas de chocolate negro y unos barquillos.

Notas:

Si utilizamos un yogurt cremoso y suave no será tan ácida.

Si la queremos más espesa, aconsejo añadir yogurt y/o chocolate antes que nata, es más suave, pero cuidado si es ácido, ya que acabará sabiendo más a yogurt que a chocolate.

Si cambiamos el chocolate blanco por chocolate negro, tendremos sopa de chocolate negro.