Anchoas con sus raspas crujientes

Anchoas con sus raspas crujientes

Volvemos de nuevo al blog tras un periodo de inactividad, fundamentalmente porque hemos estado haciendo cambios en nuestra cocina, que sigue siendo de 6 m2, pero mejor aprovechados ahora, y  mejor iluminada, esperamos que las fotos salgan mejor de luz y de color (sin tener que tirar tanto de Gimp).

Vamos a ver, para los puristas y demás familia, según el diccionario de la RAE, la anchoa es el producto de poner en salmuera el boquerón, pero es que en algunos sitios del norte y centro de la Península Ibérica (también lo dice la RAE), de donde procede un servidor, lo mismo nos da que nos da lo mismo, es decir, anchoa para todo. Hecha esta aclaración, para esta receta, podéis sustituir anchoa por boquerón. (Ya me parecía a mi que las anchoas en vinagre se parecían mucho a los boquerones en vinagre, ¡en fin!).

En esta receta, fritas con sus raspas crujientes. Me imagino que a muchos las raspas parecerán más una comida para gatos o para Carpanta, pero pasadas por harina y crujientes están buenas buenas.

Ingredientes (para 4 personas):

Ingredientes

Ingredientes

  • 800 gr de anchoas
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

  • Limpiamos las anchoas

    Limpiamos las anchoas

  • Por un lado los lomos

    Por un lado los lomos

  • Por otro las raspas

    Por otro las raspas

  • Enharinamos

    Enharinamos

  • Freímos en aceite los lomos

    Freímos en aceite los lomos

  • Freímos las raspas

    Freímos las raspas

  1. Limpiamos las anchoas. Para ello utlizaremos guantes de látex o similar, más que nada para evitar el olor a pescado en las manos. Para limpiarlas, primero les quitamos la cabeza. Después pasamos el pulgar por la parte de las tripas, se abrirán solas. Finalmente quitamos la espina, acompañada de la cola o no, al gusto. Las lavamos bien.
  2. Salamos y enharinamos las anchoas.
  3. Colocaremos las anchoas en un colador y lo sacudiremos para eliminar la harina sobrante.
  4. Freímos las anchoas en aceite muy caliente, un minuto por cada lado bastará.
  5. Enharinamos y freímos las raspas hasta que queden crujientes.
  6. Servimos las anchoas acompañadas de sus raspas.

Notas:

Podemos añadir a la harina un poco de levadura si nos gusta que el rebozado salga más grueso.

4 pensamientos en “Anchoas con sus raspas crujientes”

  1. Juegas con ventaja elaborando ese maravilloso pescado “las anchoas”. Para mi uno de los mejores y más agradecidos. Anchoas y aceite de oliva, ¡casi nada!.
    Un saludito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>